Contrato

El dilema del contrato energético: ¿precio indexado o fijo?

Dilema energético, precio fijo o indexado


El objetivo es ahorrar dinero. Esto está claro. Ahora bien, si en la fase de elección de un nuevo suministro de energía te planteas la pregunta "¿es mejor tener un contrato energético de precio fijo o uno indexado?", tienes que saber que ya estás en el camino correcto: esto indica que estás dispuesto a analizar las dos alternativas, a evaluar sus costes/beneficios y a poner otros recursos sobre la mesa para alcanzar ese objetivo.
La cuestión, de hecho, no es encontrar el precio más bajo de energía, sino elegir cómo conseguirlo. Hay una gran diferencia entre estas dos opciones. Y eso es lo que vamos a explicar en este post.

 

¿De dónde viene el precio indexado?

El precio de la materia prima, neto de todos los impuestos, el margen del proveedor, los costos de transporte, etc., es el mismo para todos, dado cualquier día y momento preciso del año. Suponiendo que se pudieran evaluar las ofertas preparadas simultáneamente por todos los proveedores el 20 de noviembre a las 11 de la mañana del año X, por ejemplo, se encontraría que la materia prima tiene el mismo precio para todos.

 

 

¿Por qué cambia el precio indexado?

¿Qué cambia entonces entre una oferta y otra?

- La orden de compra cambia, es decir, el precio además del de la materia prima simple, que incluye el transporte, los servicios y el margen del proveedor;
- La forma en que se ofrece la energía cambia:
        - Si el contrato propuesto es de precio fijo, los costos se establecerán de una sola vez y para toda la duración del suministro;
        - Si el contrato está indexado, en cambio, el precio de partida, el escrito en la propuesta de contrato, fijado el 20 de noviembre a las 11 de la mañana en nuestro ejemplo, también podría cambiar según la tendencia del mercado.

 

Por lo tanto, al buscar el precio más conveniente, tendrá que moverse por una doble vía paralela: evaluar el alcance del costo añadido por cada proveedor individual al costo neto de la materia prima y luego decidir si sigue o no la tendencia del mercado.

 

 

Ventajas y desventajas de un precio fijo y un precio indexado

El costo de un contrato de precio fijo será el mismo durante toda la duración del suministro. No importa si, en el caso de la electricidad, puede elegir entre una fórmula horaria única o en bandas: lo que decida cuando firme el contrato será válido para toda su duración. Por lo tanto, puede predecir cuánto costará la energía e incluirlo en su presupuesto. No tendrás ninguna sorpresa.
Sin embargo, si el precio de la energía en el Mercado cae, perderá la ventaja que podría haber obtenido, la cual podría ser bastante considerable.

 

 

Peligros del precio indexado

Veamos ahora el contrato de precio indexado.
Su objeción puede referirse a la imprevisibilidad de un contrato de precio variable y a la consiguiente imposibilidad de indicar una cifra concreta en el presupuesto, porque, en el caso de un contrato de esta naturaleza, el precio indicado en la suscripción cambia con el tiempo, por lo general mensualmente.
Si es cierto que teóricamente se podrían dar algunas sorpresas desagradables en caso de subidas repentinas de precios, también es cierto que se podrían obtener ahorros muy importantes en caso de una fuerte caída.

 

Sin embargo, ¿y si te dijera que te equivocas? ¿Y si hubiera una manera de que obtuvieras los beneficios de un precio indexado y al mismo tiempo te permitiera presupuestar una cifra precisa, como con un precio fijo?
Entonces los beneficios se sumarían, maximizando los ahorros.

 

Pues ya estaría, habríamos encontrado la solución perfecta:

 

Elegir un contrato de precio variable normalmente implica:
- Aceptar una cierta cuota de riesgo
- Vigilar constantemente el mercado

 

Esto es lo que queríamos decir en el primer párrafo con "poner otros recursos sobre la mesa":
El valor de arriesgar un poco, dejando de lado la tranquilidad que da un precio fijo; la paciencia y el tiempo para seguir la tendencia del mercado energético.
Por lo tanto, el secreto de un ahorro perfecto parece ser la firma de un nuevo contrato de suministro cuando los precios son particularmente convenientes y el mercado tiende a estabilizarse a la baja durante un largo período.

 

"Sí", dirás, "pero se necesitaría una bola de cristal para predecir el futuro". La preocupación es comprensible, pero no está del todo justificada: el mercado energético sigue una tendencia que puede definirse a través de determinados modelos matemáticos. Por lo tanto, las fluctuaciones en el precio de compra de la energía se predicen en gran medida y hay herramientas de optimización de precios en internet que pueden vigilar el mercado y sugerir cuándo aprovechar los descensos.

 

 

YEM y el precio indexado

Permíteme presentarte YEM optimization: gracias a esta herramienta podrás firmar un nuevo contrato de suministro de energía en cualquier momento del año (quizás para el siguiente enero) a un precio indexado y fijar parte de él a ese momento de mercado en particular. O puedes fijar el precio completo con mucha antelación.
Te pondré un ejemplo: si firmas un contrato de precio variable en marzo de 2021 para el año 2022 y haces todas las fijaciones de precio variable antes de diciembre de 2021, podrás obtener ventajas financieras sustanciales con respecto a un contrato de precio fijo y, al mismo tiempo, ¡sabrás la cantidad que debes presupuestar para el año 2022!
De esta manera, el dilema inicial está resuelto.

 

 

YEM como recurso para la fijación de precios indexados

Pero volviendo a los recursos que necesitas para "aventurarte en el mundo de los contratos de precios indexados". Estábamos hablando de:
- Valor
- Paciencia y tiempo

 

Hablando de valor, dejaré que tú decidas cuánto poner en práctica. Lo que puedo asegurar, sin embargo, es que no se necesitará mucho si eliges confiar en las herramientas adecuadas.

Para vigilar el mercado y no tener sorpresas en el caso de un contrato de precio variable, el nuevo portal online de YEM, es el recurso más completo a su disposición. Es una plataforma avanzada, una verdadera frontera en la gestión de los contratos de suministro energético de las empresas.

 

 

Vigilar el mercado de precios indexados

Los eficaces servicios de YEM marketplace y YEM optimization resuelven todos los dilemas y compromisos de los usuarios, ayudando concretamente a la oficina de compras a:
- elegir el proveedor adecuado;
- ahorrar tiempo;
- tener todas las garantías de fiabilidad y transparencia del proveedor elegido;
- maximizar el ahorro con un contrato de precio indexado.

 

De hecho, YEM optimization elimina todo esfuerzo de monitorización del mercado eléctrico gracias al observatorio de energía de EGM (Engie Global Markets), porque lo hace por ti, ahorrándote un tiempo precioso.

 

Gracias a la asociación con EGM, YEM se actualiza constantemente con las tendencias de los precios energéticos y te sugiere los mejores momentos para fijarlos.
Ya no tendrás que llamar al proveedor para fijar el precio y aprovecharás todas las oportunidades de ahorro que ofrece el mercado.

 

Análisis y previsión del mercado eléctrico y gas Engie Global Markets

Compartir en:

También te puede interesar de la misma categoría

YEM optimization es una herramienta que permite a los clientes optimizar su suministro de energía (tanto de gas como de electricidad) a un precio...
Uno de los misterios relacionados con las ofertas de electricidad y gas es la forma en que la comercializadora fija los precios según el perfil de...