Contrato

5 mitos sobre los contratos energéticos para empresas

BLOG-IT-4 cliches-DETAIL


Se dan por sentados, parecen insignificantes y sin embargo son muy peligrosos.

Los mitos son conceptos erróneos, falsos, y caer en su trampa puede acarrear un gasto considerable. Lo más probable es que la gestión energética se perciba como muy compleja debido a las creencias y convicciones erróneas que pesan sobre las decisiones de los gestores de energía. Nos preguntamos cuáles son los errores más comunes que se pueden cometer en fases delicadas como la finalización del contrato o la elección de la estrategia de precios. Hemos seleccionado cinco de los tópicos más insidiosos y comunes a los que hay que prestar atención.

 

 

1. "Las cláusulas del contrato están ocultas o no son importantes"

Se subestima la importancia de las cláusulas de los contratos de suministro de energía. Sin embargo, hay cláusulas que son cruciales para la evaluación del contrato. A menudo los únicos elementos en los que el cliente centra erróneamente su atención cuando tiene ante sí un contrato de suministro son la cantidad y el precio, mientras que las condiciones generales se subestiman.  Ocurre que las condiciones especiales, aunque son negociadas, son consideradas como lo único importante y nunca son leídas junto con las condiciones generales, aunque sean parte integra de ellas, siendo un acto modificatorio y complementario.

Por ejemplo, la renovación tácita de las condiciones generales, las condiciones de pago y la notificación de terminación del suministro y otras condiciones. Ignorar estos puntos en el contrato puede desencadenar en gastos considerables, así que asegurate de tener claras todas las obligaciones del contrato que firmes.

 

 

2.  "El único aspecto que permite ahorrar es el precio"

Mucha gente piensa, de manera incorrecta, que "la propuesta comercial más adecuada es la que asegura el mayor ahorro en el precio de compra". Para lograr un ahorro significativo ten una cosa en mente: ¡El precio por sí solo no es suficiente!  La verdadera buena elección viene por la evaluación de la calidad de la oferta del suministro de energía. Se consigue a largo plazo, con la mezcla adecuada de servicios recibidos y costos.

  • En primer lugar, evalúa la claridad y transparencia del proveedor en el que confías. Recuerda que como cliente, tienes derecho a recibir toda la información de forma precisa, rápida y a tiempo. Por lo tanto, la claridad de la factura y la documentación, un sitio web bien organizado con facturas de contratos y datos de consumo accesibles, la puntualidad en la facturación y, no menos importante, la disponibilidad de los operadores en el teléfono. Todos estos son criterios que mejoran enormemente la calidad de un proveedor. 
  • Las facturas emitidas por los proveedores de energía españoles a menudo no son muy transparentes. Los casos más críticos son dos: demasiados detalles o muy pocos. Algunos proveedores han tratado de hacer más comprensibles sus documentos dividiendo los artículos de precio en tres grupos: gastos generales, impuestos, servicios de red y servicios de venta.

3. "La tecnología digital no garantiza la seguridad"

Para la presentación de datos, tenemos que superar la creencia de que si es digital es menos seguro enviar información a los proveedores.

La tecnología digital no sólo permite acelerar el envío de una solicitud de oferta (RFO), sino que, por el contrario, hace que este proceso sea más seguro, más transparente, menos complejo y mejor organizado.

Por lo tanto, la tecnología digital no debe ser vista sólo como una comodidad, donde se puede obtener cualquier respuesta, en el menor tiempo posible, sin invertir demasiado esfuerzo. También es un espacio seguro, porque facilita y hace más segura la transferencia al proveedor de toda la información que será necesaria para recibir una oferta personalizada para un contrato de suministro energético.

 

4. "Los contratos de precio variable son más arriesgados"

Elegir un contrato de precio variable es arriesgado, sobre todo cuando no se tiene el conocimiento del mercado o no se tiene el tiempo suficiente para dedicarse a él. Quienes dicen estar en contra de los contratos indexados suelen enfrentarse a tres tipos de problemas:

  • Obtener una visión del mercado y establecer una estrategia de gestión de riesgos es complejo debido a la fragmentación de los datos y a la falta de exhaustividad de la información. Es necesario dedicar mucho tiempo y experiencia a la supervisión del funcionamiento de los mercados de la electricidad y gas
  • Entender cuándo es el momento adecuado para comprar electricidad y gas, es la cuestión que concierne a todos los gestores de energía. Para responder a esta pregunta se requiere un alto nivel de conocimientos especializados y una vigilancia constante de las tendencias del mercado. Por eso es necesaria la consultoría externa, pero a menudo es demasiado cara para las empresas. 
  • La responsabilidad de cualquier error recae enteramente en una persona, que luego se esforzará por explicar el error a la alta dirección, teniendo en cuenta la dificultad que mencionamos anteriormente para encontrar información sobre el mercado.  
    Sin embargo, con los conocimientos y las herramientas adecuadas, se puede interpretar correctamente la tendencia del mercado y predecir los movimientos estratégicos, obteniendo un ahorro considerable en el presupuesto de la empresa.

5. "Con un contrato de precio variable, no puedo hacer un presupuesto"

Mucha gente tiene la idea equivocada de que para presupuestar su suministro energético, la única opción es tener un contrato de precio fijo. En realidad, también es posible prever un cierto presupuesto a través de un contrato de precio variable. Sin embargo, para tener una previsión presupuestaria fiable es necesario haber hecho todas las fijaciones del contrato indexado, hasta llegar al 100% del volumen consumido en el momento del cálculo del presupuesto. 

Como todos los tópicos, también éstos sobre los contratos de energía esconden un fondo de verdad, para ello es necesario hacer una valoración sobre la veracidad de los hechos, pero lamentablemente poca gente los pone en duda. 

 

New call-to-action

Compartir en:

También te puede interesar de la misma categoría

Todo el mundo sabe que los costes de electricidad de las empresas españolas pueden ser muy elevados en comparación con los de otros países europeos....
La volatilidad de los precios y la dinámica del mercado hacen que el sector del gas y la energía sea un dolor de cabeza para todos los...