Nociones Clave

Coberturas anuales, trimestrales o mensuales. ¿Cómo elegir la opción correcta?

IT-BLOG-fixing strategy adaptee aux besoins-DETAIL

Antes de elegir un contrato indexado multiclick, es necesario sopesar los pros y los contras de éste frente a un contrato de precio fijo, considerar las herramientas disponibles para gestionarlo y comprender si, en relación con las necesidades, es realmente la mejor opción.
Sin embargo, una vez hecha esta elección, hay otra cuestión que es importante plantear, a saber, ¿en qué periodo hacer coberturas? ¿Durante un año, trimestres o meses?


¿Cómo elegir cuál de estas opciones es la adecuada para nosotros?

Como siempre decimos, la respuesta es: ¡depende! ¿De qué? Sobre nuestras necesidades, nuestras actitudes y nuestros objetivos. Veamos cómo responden las distintas opciones a las diferentes situaciones.


Cómo elegir los clicks del año

Tener un contrato con clicks anuales significa que el proveedor nos da la posibilidad de establecer en varios tramos el precio a pagar por porciones de volúmenes "repartidos" a lo largo de todo el año. Por ejemplo, fijar el 25% de los volúmenes con una fijación anual significa bloquear el precio del 25% del consumo para todos los meses y todos los días.

Pros y contras:

  • Es adecuado para los clientes cuyo consumo tiende a ser estable a lo largo del año y que, por tanto, no tienen un periodo concreto en el que consumen mucho más o mucho menos y que, por tanto, podrían necesitar un click ad hoc.
  • A finales de diciembre del año anterior ya sabes si el año siguiente tendrá un precio variable (si no he hecho clicks), parcialmente variable (si he hecho clicks pero no para el 100% de los volúmenes) o fijo (si he hecho clicks del 100% de los volúmenes).
  • Por lo tanto, puede ser utilizado por los clientes que, desde un punto de vista presupuestario, quieren entrar en el año de consumo con un precio fijo, pero prefieren tener la posibilidad de determinar este precio en varios tramos (clicks) durante el año anterior para reducir el riesgo de fijar todo el precio de una sola vez (quizás justo cuando los precios son más altos).
  • También es una buena opción para los clientes que quieran tener tiempo para elegir, con calma y siguiendo la evolución de los mercados, si mantener un precio variable o fijo, en lugar de hacer esta elección con prisas a final de año.
  • No es muy laborioso, porque el número de fijaciones que hay que hacer es relativamente bajo (no tengo que hacerlas todas para cada mes o cada trimestre).
  • Durante el año de consumo no tengo que hacer más elecciones, lo que por un lado puede ser menos costoso, pero por otro no permite ninguna optimización intra-anual.
  • Para una herramienta de optimización, lo ideal sería que el periodo en el que se va a evaluar la fijación fuera lo suficientemente largo, unos meses o incluso casi un año. No tendría mucho sentido elegir este método firmando el contrato de precio indexado en noviembre y sólo haciendo la fijación durante diciembre.

Cómo elegir los clicks de los cuartos

Tener un contrato con clicks trimestrales significa que la comercializadora nos da la posibilidad de fijar en varios tramos el precio a pagar por determinados volúmenes en un trimestre concreto del año. Por ejemplo, fijar el 25% de los volúmenes con un click en el Q1 (primer trimestre del año) significa bloquear el precio del 25% del consumo en enero, el 25% del consumo en febrero y lo mismo para los volúmenes de marzo, sin hacer ninguna elección para los trimestres siguientes.

Pros y contras:
  • Es adecuado para clientes cuyo consumo no es muy estable a lo largo del año y que desean tener la posibilidad de estudiar adecuadamente la tarificación de los trimestres en los que consumen mayores volúmenes.
  • También es adecuado para los clientes con un consumo estable a lo largo del año pero que desean poder aprovechar la optimización infra-anual, sin tener que elegir el precio el año anterior cuando aún no está claro lo que puede ocurrir en los mercados en los últimos meses del año siguiente.
  • Le permite llegar (casi) en el último momento antes de la entrega para hacer la elección en el trimestre.
  • Es una fórmula adecuada para fijar el precio (incluso al 100%) de sólo determinados periodos del año, dejando el resto del consumo a precios variables o parcialmente variables. Por ejemplo, puede optar por fijar el precio para los trimestres de invierno (T1-T4) y dejar los T2 y T3 a un precio variable.
  • Sin duda, requiere un mayor compromiso que la fijación anual (el número de clicks que hay que hacer para los mismos volúmenes es cuatro veces mayor) y una estrecha vigilancia de los mercados, para poder elegir en el momento adecuado.
  • No es la mejor herramienta para los clientes que, desde un punto de vista presupuestario, desean empezar el año de consumo con un precio fijo para todo el año de consumo, porque el resultado de una fijación anual o de una fijación (simultánea) en los 4 trimestres es el mismo.

Cómo elegir los clicks del mes

Tener un contrato con fijación mensual significa poder establecer en varios tramos el precio a pagar por las cuotas de volumen en cada mes de consumo.


Pros y contras:

  • Es adecuado para los clientes que tienen un consumo muy irregular a lo largo del año y que desean poder estudiar adecuadamente los precios en los meses en los que consumen mayores volúmenes.
  • También es adecuado para los clientes que, independientemente de la regularidad del consumo, tienen volúmenes muy grandes que gestionar y, por lo tanto, desean llevar la optimización al máximo, tanto en el año anterior como en el año de entrega.
  • Requiere un nivel de compromiso muy alto, tanto por el número de clicks como por la atención al mercado.
  • La posibilidad de solicitar clicks para meses muy lejanos (por ejemplo, para diciembre durante enero) está limitada por el hecho de que los productos no suelen cotizar en el mercado. Por esta razón, la opción de fijación al mes suele combinarse con la opción de fijación al trimestre.


¿Cómo elegir entonces entre estas opciones de click?

  1. En primer lugar, hay que valorar lo que ofrecen las comercializadoras. No se ofrece a todos los clientes la opción de las fijaciones mensuales, por ejemplo, porque los volúmenes suelen ser lo suficientemente elevados como para que la comercializadora pueda cubrir el mercado mayorista y obtener un margen por el esfuerzo adicional que supone la gestión del contrato.
  2. Una vez que sepamos a qué tipo de oferta tenemos acceso, también tenemos que valorar cuál se adapta mejor a nuestros objetivos. Si tenemos una lógica presupuestaria o si nos impulsa la necesidad de optimizar los costes, debemos optar por uno de ellos en lugar de por el otro.
  3. El último elemento que hay que tener en cuenta es la capacidad de supervisar el mercado de forma regular para solicitar clicks en el momento adecuado. La fijación mensual requiere un compromiso mucho mayor en este sentido que la fijación trimestral y, por lo tanto, hay que tener las habilidades, el tiempo y las herramientas para dedicarse a esta actividad. El fin debe justificar los medios.
Artículo original en italiano escrito por Bros Energy. Traducido por Giulia Romani
Análisis y previsión del mercado eléctrico y gas Engie Global Markets
Compartir en:

También te puede interesar de la misma categoría

El tipo de contrato energético puede suponer una gran diferencia a la hora de obtener el ahorro deseado. Pero los contratos no son todos iguales: hay...
La volatilidad de los precios y la dinámica del mercado hacen que el sector del gas y la energía sea un dolor de cabeza para todos los...